header shadow

Desangrado / Descerebrado por Punción / Inyección Intravenosa de KCl

Desangrado             Punción             Inyección Intravenosa de KCl

 

Desangrado

Una vez que el animal ha caído inconsciente se deben comenzar los procedimientos que garanticen su muerte. El desangrado debe realizarse utilizando un cuchillo muy afilado de hoja dura y al menos de 6 pulgadas (15 cm) de largo. El cuchillo se debe introducir completamente a través de la piel inmediatamente detrás del punto de la mandíbula y debajo de los huesos del cuello. De esta posición el cuchillo se desliza hace el frente cortando la vena yugular, la arteria carótida y la tráquea. Cuando se realiza en forma adecuada, la sangre fluirá libremente y la muerte ocurrirá en pocos minutos (Ver el diagrama abajo).

 

Desangrado seccionando los vasos sanguíneos de mayor grosor en el cuello: 1) Vena Yugular (indicado por el color azul), 2) Arteria Carótida (indicado en color rojo), 3) Tráquea (tubo blanco)

*** Haga clic en las pesuñas para opciones interactivas ***

 

 

Alternativamente, uno puede cortar la vasculatura braquial levantando la pierna delantera e insertando el cuchillo profundamente en el área axilar a nivel del codo, cortando la piel, los vasos sanguíneos y el tejido al alrededor hasta que el miembro pueda ser desplazado hacia arriba y alejado del tronco del animal. Independiente del método utilizado se debe tener cuidado cuando se realiza el desangrado. Aunque estén inconscientes, los animales en este estado a veces pueden realizar movimientos involuntarios violentos que pueden dañar al personal si no se tiene cuidado (Ver el diagrama de abajo).
 

 

 

Punción

El descerebrado por punción es una técnica diseñada para causar la muerte del animal al incrementar la destrucción del tejido cerebral. Se realiza insertando un instrumento punzante por el orificio de entrada del perno cautivo penetrante en el cráneo. El operador manipula el punzón de manera que destruya tejido del tallo cerebral y de la médula espinal, lo cual aseguran la muerte. Algunas veces este procedimiento se realiza antes del desangrado para reducir los movimientos involuntarios del animal aturdido.

  

Inyección Intravenosa de KCl

Otra opción para asegurar la muerte una vez que el animal ha caído inconsciente es a través de la inyección de una solución saturada (340 gramos en 1 litro de agua) de cloruro de potasio (KCl). El cloruro de potasio es una solución salina que al ser inyectada rápidamente por vía intravenosa causa paro cardiaco. Normalmente, la inyección de 120 ml de una solución saturada de KCl es suficiente para causar la muerte. Cuando se va a realizar una eutanasia que requiera KCl, se recomienda que la persona encargada prepare dos jeringas de 60 ml con la solución de KCl y agujas (calibre 14 o 16 y de 1½ pulgadas o 4 cm) antes de provocar inconsciencia en el animal. De esta manera se puede inyectar la solución tan pronto como sea posible una vez el animal esté inconsciente. Cualquier vena accesible se puede utilizar, sin embargo es importante que el operador se coloque fuera del alcance de las patas y piernas, ya que podría ser lastimado durante los periodos de movimientos involuntarios. En la mayoría de los casos lo más seguro es arrodillarse detrás de la cabeza y cuello del animal (fuera del alcance de las patas y piernas), alcanzando sobre el cuello y administrar la inyección intravenosa en la vena yugular. Una vez insertada la aguja en la vena, se debe inyectar rápidamente por medio intravenosa. Normalmente la muerte ocurre en un par de minutos.

Por favor recuerde que el KCl nunca se debe utilizar en animales que estén conscientes. El cloruro de potasio (KCl) provoca la muerte induciendo un paro cardiaco.